Contacto

C/ El Arco, nº 2

Entreplanta - Despacho nº 4

37002 - Salamanca

Telf. cita: 923 060469 

Mvl. 665 376 322

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

Financiación

 Directa

© 2018 - Derechos legales reservados sobre los contenidos de esta página.

CORRECCIÓN DE CICATRICES

 

La cicatriz es la señal que muestra la piel que en algún momento ha sufrido una pérdida de continuidad, ya sea por causa traumática, quirúrgica, o por otras causas.  En su intento de reparar esa lesión la piel crea la cicatriz.

 

Las cicatrices pueden fisiológicas o patológicas. Las patológicas son aquellas que por diferentes motivos producen molestias, picor, dolor, o tracción al paciente, ocasionándole problemas médicos, funcionales y/o estéticos.

 

Las cicatrices patológicas pueden tratarse en cirugía plástica.  Existen diversos procedimientos para mejorar, suavizar, disimular o tratar una cicatriz patológica, aunque no existe la “goma de borrar” que la elimine completamente.

 

¿Qué técnicas existen para tratar una cicatriz?

  • Tratamientos farmacológicos locales: con diferentes tipos de pomadas. En algunos casos se precisa frenar el ritmo de proliferación fibrosa (cicatrices hipertróficas o  queloideas).

  • Tratamientos de presión local: la presión sobre una cicatriz hipertrófica actúa alisándola. Los más habituales en este nivel son las placas siliconadas, las silicona líquida y las prendas de presoterapia.

  • Tratamientos intralesionales: infiltrando la cicatriz con productos inhibidores de la fibrosis.

  • Relleno de zonas deprimidas: infiltrando sustancias que corrijan estas depresiones.

  • Implante de folículos pilosos: para corregir alopecias cicatriciales.

  • Extirpación de la cicatriz: este tratamiento puede ser resolutivo cuando la cicatriz a tratar se ha producido como consecuencia de un traumatismo, una sutura a tensión, o infección de la herida que la ocasionó.  Es estos casos, la extirpación en condiciones óptimas de asepsia y posterior sutura intradérmica mejora ostensiblemente la calidad de la cicatriz.

  • Extirpación + plastias de descarga: Cuando una cicatriz produce tracción en algunas zonas anatómicas como las articulaciones, estructuras funcionales móviles (párpados, labios, … etc) se necesita extirpar la cicatriz fibrosa y crear una nueva que cambie las líneas de tensión mediante Zetaplastias, o Wplastias, entre otras técnicas.

  • Extirpación + Injertos y / o colgajos: son técnicas más complejas que permiten resolver problemas mayores y recuperar la morfología y función del área afectada.

  • Radioterapia, 5-Fluoracilo, Imiquimod, Láser, … etc.

 

TECNICAS MÁS NOVEDOSAS:

 

  • PLASMA RICO EN PLAQUETAS : es una técnica reciente que permite mejorar la calidad de algunas cicatrices a través de la BIOESTIMULACIÓN, es decir potenciando la propia capacidad de regeneración de los tejidos mediante la infiltración del PLASMA DEL PROPIO PACIENTE.  El procedimiento se realiza ambulatoriamente, consiste en una extracción de sangre (como una analítica sanguínea), esta sangre se procesa hasta obtener un PLASMA RICO EN PLAQUETAS que tras activarse consigue un extracto rico en factores de crecimiento tisular plaquetario.  El PLASMA RICO EN PLAQUETAS se infiltra en la cicatriz y produce un efecto de estimulación de la vascularización local, producción de colágeno y renovación celular, esto se traduce en una mejor calidad de la cicatriz.  El efecto sobre las cicatriz  se observa en unas 3 semanas, mejorando la elasticidad cutánea,  la cicatriz tiende a ablandarse y a hacerse más pequeña, incluso mejora la coloración de la piel.  Este procedimiento puede requerir varias sesiones (lo normal son 3 sesiones), según la respuesta individual de cada paciente.

 

  • LIPOIMPLANTE – INJERTO DE GRASA AUTOLOGA -  LIPOTRANSFERENCIA :  las células de la grasa, adipocitos, son células capaces de implantarse en zonas cicatriciales mejorando la calidad de estas cicatrices, aumentan el espesar de la fiel fina y fibrosada, rellenan surcos o depresiones y estimulan la regeneración dérmica.  Este tratamiento es especialmente útil en la reconstrucción mamaria para mejorar la calidad de la piel tratada con radioterapia.  También mejora la calidad de la cicatriz de mastectomía y permite tratar contorno y mejorar perfiles.  Otras zonas habituales para este tratamiento: cicatrices faciales, cicatrices tras fracturas que han requerido cobertura con plastias y que en ocasiones producen cambios de coloración y textura en los injertos de piel o irregularidades inestéticas. La grasa del propio paciente, extraida mediante liposuscción, tras su procesamiento permite mejorar estos defectos.

 

Cada paciente debe valorarse individualmente y tratarse de forma específica. El tiempo de evolución de la cicatriz, la morfología, la localización (hay zonas del cuerpo más proclives a desarrollar cicatrices patológicas, a pesar depuradas técnicas de sutura), el tipo de piel y las características propias de cada paciente obligan al cirujano a emplearse a fondo en este tratamiento y en su prevención también.

 

¿Qué tipo de anestesia se necesita para corregir una cicatriz?

Anestesia local. En ocasiones anestesia tópica en crema, como EMLA ® aplicada sobre la zona a tratar 2 horas antes de realizar la intervención.

 

¿Se necesitan cuidados postoperatorios?

Evidentemente sí. La nueva herida quirúrgica debe ser cuidada para prevenir la formación de otra cicatriz patológica. Evitar la exposición solar, protección extrema (factor 50) si no se puede eludir. La doctora le indicará los cuidados concretos que debe procurar para mejorar y conseguir hacer imperceptible la cicatriz.