Contacto

C/ El Arco, nº 2

Entreplanta - Despacho nº 4

37002 - Salamanca

Telf. cita: 923 060469 

Mvl. 665 376 322

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

Financiación

 Directa

© 2018 - Derechos legales reservados sobre los contenidos de esta página.

CIRUGÍA GENITAL

 

Labioplastia o ninfoplatia

 

¿Qué es la labioplastia?

La labioplastia o ninfoplastia es la reducción de los labios menores vulvares en la mujer. El agrandamiento de los labios menores puede ser un proceso normal hasta cierto punto, cuando esta hipertrofia es más severa los labios menores sobresalen encima de los labios mayores y pueden ocasionar molestias al roce con la ropa interior, o en las relaciones sexuales, o simplemente un aspecto inestético que incomode a la mujer. Este problema puede solucionarse con una sencilla intervención que elimina el exceso de tejido y confiere a los genitales un aspecto más estético y juvenil.

 

¿Cómo es la intervención?

La intervención consiste en la eliminación mediante cirugía del tejido excedente obteniendo la forma y tamaño adecuados.  Utilizamos una sutura interna, reabsorbible, de forma que no hay que retirar puntos, lentamente se van reabsorbiendo dentro de los tejidos. Este procedimiento se realiza bajo anestesia local, de forma ambulatoria (en una horas la paciente se marcha a su domicilio), tras la corrección se entregan unas instrucciones sobre cuidados locales que debe seguir los siguientes días. Dispondrá de contacto telefónico permanente con la doctora en todo momento.

 

¿Cuál es el momento mejor para someterse a una labioplastia?

El momento más indicado para llevar a cabo una cirugía genital femenina es inmediatamente después de que finalice la menstruación, porque se tiene más tiempo para la cicatrización hasta el próximo ciclo.

 

¿Cómo es el postoperatorio?

Tras la intervención podrá experimentar cierta inflamación en la zona operada que se controla con la medicación habitual.  Puede manifestar leve sangrado, que se autolimita espontáneamente. Debe mantenerse una adecuada higiene de la zona, utilizar prendas cómodas no apretadas, mantener reposo sexual hasta que se complete la cicatrización. 

 

¿Qué resultados obtendré?

La reducción de los labios menores consigue dar un aspecto natural a los genitales femenimos y una mejora en la autoestima de las pacientes.

 

 

Liposucción del monte de venus

Algunas pacientes presentan una alteración de la grasa en el Monte de Venus, un cúmulo de grasa localizada que puede resultar antiestético. Este problema se puede resolver de forma satisfactoria mediante la liposucción del Monte de Venus a tres niveles: hipodérmino profundo, celular subcutáneo para lipomodelar y subdérmino para generar una reacción dérmica fibrosa que retraiga la piel y consiga un aspecto más firme y plano.

 

Estas intervenciones pueden realizarse bajo anestesia local y sedación, o bajo anestesia epidural (en los casos más severos). La intervención dura aproximadamente una hora, no deja cicatrices visibles y el postoperatorio es cómodo sin apenas molestias.  Se le entrega a la paciente unas instrucciones posoperatorias para seguir en su domicilio y la posibilidad de contacto directo permanente telefónico con la doctora Elena Sorando.

 

 

Engrosamiento del pene con grasa autóloga

 

El tamaño del pene es un tema que ocupa a hombres, mujeres y cirujanos desde hace largo tiempo. Numerosas han sido las técnicas ideadas para conseguir aumentar el tamaño del pene con mayor o menor éxito. La cuestión del grosor ha conseguido mejores resultados en cirugía utilizando diferentes sustancias para infiltrar el tejido subdérmico del pene y proporcionar un aspecto más voluminoso.  La mayoría de estas sustancias son biopolímeros que retienen agua y mejoran la hidratación cutánea temporalmente, otras sustancias permanentes se han ido abandonadas por las reacciones de intolerancia local que producen (granulomas a cuerpo extraño) y otras situaciones de reacción tisular, por no hablar de la palpación de nódulos subcutáneos molestos y antiestéticos.

 

La técnica del lipoimplante de grasa autóloga, ha solventado todos estos problemas, proporciona un resultado duradero y elimina la posibilidad de rechazo, ya que es grasa del propio paciente.

 

¿Cómo se realiza esta técnica?

El primer paso es extraer la grasa de otra zona corporal, las zonas “donantes” más habituales son la abdominal, glútea, o cualquier zona con exceso de grasa.  La extracción de la grasa se realiza con una cánula especial que no destruye las células grasas, esta grasa se trata para conseguir un concentrado de adipocitos y por último se inyecta en las zonas receptoras utilizando unas finísimas cánulas que respetan los tejidos circundantes.

 

Estos implantes de grasa ya infiltrados tienen que “prender” en la zona receptora, aproximadamente un 60 % de la grasa aportada prende aportando un volumen permanente.

 

El tipo de anestesia que se requiere es local para la zona donante y la receptora.  En los pacientes que precisen un gran volumen de relleno o las zonas a tratar sean extensas puede ser necesaria una anestesia más profunda (epidural, o general).

 

¿Cuidados postoperatorios?

El paciente puede presentar hinchazón, discreto dolor que mejorarán en unos 5 días. Hay que evitar el contacto sexual durante los 7 días siguientes al procedimiento. Se le entregan al paciente unas instrucciones postoperatorias para seguir en su domicilio al alta hospitalaria.